Estas tremendas tetas tienen que estar en un museo de los chingonas que son

6188
Share
Copy the link

Mi esposa sí que tiene los pechos más hermosos que he visto en la vida y antes de conocerla había visto muchas tetas antes que las suyas. Pero mi verga se derrite cuando mi señora se quita el sujetador y me muestra son gran parte de adelante. Me pongo como una moto y empiezo a lamer su almeja que de tan cachonda que esta sabe a gloria. Mientras le cómo su agujero sagrado meto mi cabeza entre sus pechos y no paro de chuparle los pezones mientras tengo metida mi verga en su interior. También es una buena puta chupando pingas y su boca es un templo para mi verga y la zorrita caliente no para de chupar. Neta, que buena panocha tiene la chava y le doy buenas cachetadas en su culo para que sepa quién manda.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *