Este pendejo la mete la verga dentro de una tetona sabrosa

El wey ya no se podía aguantar más y tenía que mear en algún sitio. Llama a la primera puerta que ve y la neta, esta una tetona bien sabrosa que le conduce hasta el baño. Cuando el pendejo descarga la orina se encuentra a la tetona y se abalanza sobre ella con la intención de coger su rico cuerpo esbelto. La morra se deja seducir y empiezan con las caricias y los besos para pasar a cosas más sabrosas. La morra le chupa la verga y el wey le come la panocha para acabar juntando sus genitales hasta el orgasmo final.

14844 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *