Su gran experiencia como puta hace de ella una máquina de coger

2729
Share
Copy the link

Con pose despreocupada esta puta está sentada en el sofá esperando al wey que tiene que dar placer. El pendejo esta algo molesto con algo y ella que es más puta que las gallinas le hace callar abriéndose de piernas para que le coma la panocha. Su experiencia como puta durante tantos años la hace una máquina de coger incansable y después de comerse la verga del wey su coño húmedo está más que listo para que se la clave. Se la coje como todo un campeón y ella que es una diosa del sexo se deja llevar y acaban extasiados de tanto placer.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *