Esta flaquita Morrita dulce con cara de chamaca traviesa de la coge el hermano que le tiene el chingo de ganas

Esta pendeja empieza bien morra a empezar a mamar vergas. La flaquita con cara de niña le gusta coger con el pinche pendejo del hermano que tiene una vergota que no le cabe en la boca a la morrita. Le gusta jugar con la punta de la verga y la acaricia y le chupa el glande. El hermano cada vez se le pone más tiesa la pinga y cuando ya a chupado suficiente la putita se quita las braguitas y le mete todo el chile en la panocha que casi no le entra. La pendejita gime de placer y termina con toda la cara llena de semen

87073 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *