Esta francesa se come las vergas con más ganas que un cruasán

3716
Share
Copy the link

Las morras francesas son bien fogosas y se comen las vergas con más ganas que un pinche cruasán. La perra está muy cachonda y el wey está loco por quitarle la ropa y empezar una locura de sexo. Se saca la pinga y ella empieza a chupársela con esa lengua tan larga que tiene. La pinche pendeja usa su boca como una puta en ferias y no deja de lamer y de agarrarle los huevos con ganas. El wey usa su garganta como si fuera una panocha con saliva y se la mete tan profundo que casi le llega al estómago. Los labios vaginales de esta puta se abren para recibir las penetraciones del amante hasta que tienen un orgasmo bien chingon.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *