loading video

Una gata de pelo blanco me come la pinga y me cojo su suave panocha

2241
Share
Copy the link

Su pelo blanco, sus ojos de gata salvaje, su cola en el culo y sobre todo su forma de comerme la verga hace de esta chava una de las mejores para tenerla en tu cama. La tengo atada para que no se me escape y está bien chingon cuando con sus pezuñas me jala la verga y con su boca me lame todo el pellejo y se lo mete todo en la boca. También puedo jugar con su panocha suave y cálida que cuando se acuesta en el piso y se abre de piernas es toda para mí, para hacer venirse a mi gata en celo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *