Mi hermana es más sucia que yo y cuando me ve jalándome la verga se pone de lo más cachonda

La neta como me gusta mi nueva hermana. La pendeja es flaquita y chingona y cuando me ve jalándome la verga en el cuarto de baño se le enciende la panocha como un horno y se viene para mí con intenciones perversas. Me acaricia la verga y se pone muy cariñosa conmigo. Yo le quito toda la ropa para meterle la lengua en su agujero y noto que está a un millón de grados. Después ella me hace una mamada bien chingona y me llena la pinga de saliva para que resbale mejor en su panochota caliente. De tantas veces que se la clavo me corro en su pequeña boca.

34748 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *