Mi hermanastra es más puta de lo que pensaba

No me puedo creer que la chava más sucia en el sexo sea mi propia hermanastra. Ella entra en mi habitación y se acerca a mi mientras se quita la gabardina y me muestra su cuerpo perfecto de tetas grandes y naturales. Su cuerpo empapado en aceite me vuelve loco y su bollito húmedo baila entre mis dedos. El sexo entre los dos sobrepasa los límites del placer y me encargo que ambos tengamos un orgasmo. se la clavo tan duro que sus ojos tiemblan como si estuviera en trance. Una pinche locura coger con ella.  

8895 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *