Mi jefa

11364
Share
Copy the link

Estoy en mi oficina mirando unos papales cuando mi jefa que es un cañón de hembra entra y se sienta al lado mío. Ella sonríe y me agarra de la corbata con intenciones de tener algo más que una plática entre jefa y empleado. Tengo que ceder a sus encantos porque la neta, La pendeja es una hembra como pocas. Le chupo bien la panocha hasta que casi me quedo sin saliva y ella es toda una puta dando mamadas y me deja la verga más tensa que un elástico. Cuando se pone encima de la mesa con su gran culo mirando a mi pija la penetro duro una y otra vez hasta que me vengo en su cara de perra.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *