A la luz de un día soleado en la playa gozo de mi morra tetona

8176
Share
Copy the link

La neta, que mejor manera de disfrutar de unas buenas vistas a la playa que tener desnuda a una morra con unos pechos como melones. La pendeja esta manchada de sal y se acaricia su cuerpo desnudo para que me ponga caliente viéndola. Sus pechos enormes se desparraman en su cuerpo mientras que se masturba su panocha depilada. Sabe que no aguanto más y mis dos dedos entran en ella como un cuchillo caliente en mantequilla. Ella sabe usar su boca como toda una puta y me la come tan bien que el pellejo de mi verga casi se rompe de lo estirada que me la pone mi diosa del sexo. Me hace una mamada bien rica a la luz de un día soleado y mi semen sale disparado cuando tengo el esperado orgasmo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *