Lia es la socorrista más puta de los siete mares

Lia es socorrista y de tanto hacer ejercicio necesita un buen masaje que la desestrese. Ella sabe bien lo que necesita y que mejor manera de activarse es con una buena verga en su boca. Ella quiere acción y una vez tiene todos sus músculos tonificados llega la hora de darle una buena sacudida a su panocha. Ella es un portento cogiendo y parece que siempre quiere más. En un pequeño descanso aprovecha para hacerse un dedo torbellino y sigue chupándole aún más duro la pinga del wey que se jala la verga dentro de su boca.  

600 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *