Me llevo a la cama a esta muñeca de piel de caramelo que gime de placer al cojer conmigo

5833
Share
Copy the link

Es una amiga de toda la vida y que no sabía yo que era tan golosa en la cama. Siempre que la veo y platico con ella intento llevármela a la cama y la invito a mi casa para no parar de cojer. Ella siempre declinaba mi invitación hasta que de cansino conseguí llevármela a donde yo quería. Su pequeño cuerpo de caramelo me hace casi gotear saliva de lo cachondo que me pone y cuando la tengo mamando verga me entran un chingo de ganas de penetrar esa panocha morena. La pendeja gime de placer y yo no tardó en llegar a un super orgasmo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *