Mi madrastra es mi nueva novia

Me jalo la verga delante de  madrastra y la persigo por toda la casa con mi miembro entre mis manos. La acorralo y ella se enoja conmigo por lo pervertido que soy. Me meto en la ducha con ella y la obligo a hacerme caso. Mas tarde en la cama sigo caliente y con la verga dura y necesito que sea ella la que me baje la erección. Le acaricio su panocha y por fin logro penetrar su estrecha vagina que es pura miel. Ella disfruta de mi pinga y no para de gemir cuando se la meto entera.  

13410 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *