Mi madre es tan puta que se deja coger

Estoy algo deprimido pensando en mis problemas en la cocina cuando llega la puta de mi madre a consolarme. Ella quiere lo mejor para mí y como es tan zorra y le pica tanto la panocha de deja coger por mí, su nuevo hijastro que al parecer le vale madre que se dé su familia. Me pone las tetas en la cara y yo le sigo la corriente. Le chupo los pezones, le acaricio su vieja panocha peluda y lo más rico es cuando me saco la verga y se la meto en la boca. Que bien la chupa la pinche bruja y como le gusta ser cogida por la verga de su hijo.

64974 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *