Madura catando una verga negra

Esta chava va a catar una buena verga negra que cuando se la mete en la boca empieza a gemir como una perra en celo. Quiere sentirla toda en su garganta y hasta que la pinga del wey no choca en el fondo de su boca no para de chupar. El chavo la monta como una potra de carreras y le penetra bien duro su panocha húmeda. Ella no para de gritar de placer mientras se la cogen y cuando el chavo se a venir pone un dedo en la punta de su verga para que cuando lo suelte salga todo su semen a borbotones en las tetas de ella.  

1259 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *