Una madura caliente quiere mover su culo con una verga negra

12520
Share
Copy the link

Está madura que ya solo quiere vergas que la parta por la mitad se queda a solas con el dependiente del supermercado que ha logrado conseguir seducir a base de la promesa de que lo va a pasar bien chido y el wey que tiene una verga como la de un caballo queda con la vieja caliente para darle duro en esa panocha experimentada. Se pone cómodo en el sofá con el mástil negro preparado y la pendeja se la chupa tan fuerte que casi se viene en su cara antes de penetrarla. Se monta en la pinga del wey y no deja de mover esas caderas como una pinche posesa del sexo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *