Mamada cremosa de una madura cachonda que le encantan las vergas

7373
Share
Copy the link

Me llamo Ramiro y tengo una pescadería con la que no gano mucha lana. El pescado que vendo no es de buena calidad, pero tengo una clienta madurita que siempre me compra algo y siempre me mira de forma lasciva. Ayer mientras me compraba su ración de pescado me digo que ella chupaba las vergas como una puta y que le encantaría beberse mi leche. Cerré la tienda y me dirigí con ella a su casa para que me chupara el rabo, y efectivamente me hizo un trabajito que no olvidare en mucho tiempo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *