Su mandíbula casi se disloca de tanto abrirse de chupar verga

2133
Share
Copy the link

Un día como tantos en la piscina tengo a esta puta con la boca abierta comiéndome la verga. Casi se le disloca la mandíbula de tanto que tiene que abrir la boca y la saliva brota a chorros de tanto que le gusta mi verga. No para de chupármela y cuando se le cierran los labios le doy aún más duro. Sus gemidos hacen que quiera metérsela más adentro y le agarro de la cabeza para empujarla hacia mí. Me gusta un chingon como me da placer oral esta puta y me acabo viniendo es sus pinches tetas para acabar esta sesión de sexo oral como es debido.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *