Me come la verga una pendeja que conocí en la cola del supermercado

6730
Share
Copy the link

Nunca me podría esperar que un martes por la tarde me comieran el rabo detrás de un supermercado. Cuando estaba en la cola para pagar mis cosas una morrita bien cachonda me dijo que si se podía colar porque tenía mucha prisa y no sabía si iba a llegar a tiempo a subirse en el autobús. La deje pasar y la chava me dio mil gracias, pago y se fue. Al rato cuando salía del super me la encontré y me dijo que había perdido el bus, pero por ser tan amable me chupaba la verga en un sitio escondido. Se la comió entera y acabe cogiendo con esta desconocida. A partir de ahora dejare pasar a todas las chavas buenas que me lo pida.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *