Como me gusta ir a lavar la ropa y que de camino te laven la verga

6033
Share
Copy the link

Vivo en un bloque de viviendas donde no hay lavadoras para lavar la ropa y tenemos que ir al sótano donde hay varias que van con monedas. Cuando bajo a limpiar mi ropa me encuentro a la vecina de al lado que está bien rica. Es una morra con más curvas que un circuito de carreras y que está bien golosa. Le digo que hace y me dice que nada, esperando a que se lave la ropa. Le digo que la mejor manera de esperar es cojiendo y dándole una alegría al cuerpo. La pendeja está de acuerdo conmigo y me enseña sus tetas para después darme una mamada bien caliente.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *