Se mete una extraña en mi casa para esconderse de la policía y acabo cojiendomela en la cocina

8493
Share
Copy the link

Un domingo tranquilo me llaman a la puerta y aparece una pendeja rubia que me dice que la persigue la policía. Entra en mi casa cuando abro la puerta y me cuenta que si se puede esconder en algún sitio para que no la encuentren. Me la llevo a la cocina y la meto en un mueble. Al rato cuando parece que todo se tranquiliza me saco la verga para que me la chupe. La zorra recibe mi pinga con la boca abierta y me la mama aun estando agachada en el mueble. La saco de ahí, la desnudo y cogemos como pinches animales en la cocina. Los dos gritamos de placer y derramo toda mi leche en su cara.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *