Metiéndome un cepillo por la panocha en el servicio de la escuela

11605
Share
Copy the link

Cada día las clases son más aburridas y en mi interior noto una picazón que me pone la panocha muy caliente y húmeda. A todas horas ando cachonda y cuando tengo un momento en el servicio de la escuela me tengo que aliviar con lo primero que tenga a mano. Este cepillo me sirve para masturbarme la panochita. Este pequeño objeto de plástico es el perfecto para tener un orgasmo. Con poco que me rozan el clítoris ya ando suspirando de placer. El cepillo cada vez está más adentro de mi hasta que de repente paro para enseñar también mi rico trasero.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *