Morra quiere trabajar en una tienda de segunda mano y para ello se tiene que dejar cojer por el dueño

9333
Share
Copy the link

El dueño de esta tienda de segunda mano siempre hace lo mismo con las morras jóvenes que quieren trabajar en su tienda. Les dice que para empezar tiene que comerle la verga de primero. Y de segundo se tienen que abrir de piernas para que el pinche del wey la penetre en la mesa. La putita hace lo que le piden y se la cogen bien rico encima de la mesa. La morrita abre las piernas mejor que una contorsionista de circo y le coge la panocha hasta que se corre encima de la chava. Lo hizo tan bien que le dio el puesto.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *