Dos morras castigadas por una pareja de dominatrix

Estas dos morritas no saben dónde se han metido. Entran en una casa donde las esperan dos dominatrix vestidas de cuero negro donde las van a castigar de lo lindo. Le tapan la boca con una bola y la agarran de los pelos para llevarlas como dos perras. Un poco de fusta en sus traseros para que vayan acostumbrándose al dolor. A estas dos cachorras les dejan el culo bien rojo de tanto atizarlas. Las obligan a comerse la raja entre ellas y con una verga atada en la cintura la penetran hasta dejarlas sin aliento.  

835 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *