Morras lesbianas comiéndose la almeja

Son dos amigas de clase que se atraen un chingo y querían demostrar su amor físicamente. En la cama de una de ellas es cuando sus cuerpos deseosos de sexo intenso se juntaron y empezaron a comerse a besos y a recorren con sus lenguas todo su cuerpo. Se nota que se gustan y estas dos almas abiertas al sexo lésbico se empiezan a comer la panocha hasta quedarse sin papilas gustativas. A las dos le gusta que el felpudo este bien poblado y piensan que como te come la pipa una de tu mismo género no te lo come nadie.  

4798 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *