Morrita queda con el amigo en su casa para que la trate como a una muñeca de trapo y tener sexo duro del chingon

8510
Share
Copy the link

La chava esta casi temblando de la emoción cuando un amigo suyo le manda un mensaje al celular diciéndole que quiere cojer con ella. No tarda ni lo más mínimo en llamar a su puerta y ponerse a su disposición. Se sienta en el sofá y se abre de piernas enseñando su panocha rosada. Ella mira el wey y le dice con la mirada que juegue con su panocha. Después de una buena manoseada de vagina la morra le hace una mamada salvaje que le llena de saliva la verga para que esté lista para ella. Se la coje bien fuerte y su cuerpo es como una muñeca de trapo ante las embestidas salvajes del chavo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *