La noche cuando probé las mieles de mi bonita hermana que estaba durmiendo en su habitación

7922
Share
Copy the link

Nunca se me olvidara la noche cuando después de mucho tiempo con ganas de cojer con mi linda hermana me la encontré dormida y fue el día que di el paso. Me dije que hoy o nunca y me metí en las sabanas de mi hermana. Ella aun medio dormida y yo con un chingo de ganas de acariciar todos los rincones de su cuerpo. Empecé por el trasero y ella se dejaba acariciar y fui un paso más chupándole la panocha. Ella respondía a mis caricias con gemidos y aunque estaba medio dormida terminamos cojiendo un buen rato.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *