Mi nuevo padre me trata como una muñeca de trapo y me mete la verga en mi boca hasta correrse en mi cara

12689
Share
Copy the link

El pendejo de mi nuevo padre me coje a bien duro la panocha y la boca. Cuando me mete su verga por la boca casi que me hace daño en la garganta y la verdad que me pone bien bruta. El sexo duro es el que me gusta y que me traten como a una puta barata me pone bien cachonda. Se la chupo sin manos hasta que me quedo sin respiración y me deja libre por un momento. Tiene la verga bien sabrosa y no para de metérmela en la boca hasta que queda totalmente satisfecho y se corre en mi boca.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *