Mi padrastro me hace un dedo en el carro

El pendejo de mi padrastro no tiene bastante sexo con su mujer y tiene que desfogarse conmigo. El me lleva en el carro cuando salgo de la escuela y una vez dentro su mano me acaricia la panocha. Yo estoy bien mojada y le dejo que siga dándome placer en mi raja con sus dedos. Nos paramos para que se centre en lo que me está haciendo y cuando estamos quietos, sus dedos en mi clítoris me sientan a las mil maravillas. Me quiero venir y llenarle de todos mis flujos sus asientos del carro.  

88259 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *