loading video

Mi padrastro tiene una pinga bien gorda

20028
Share
Copy the link

La primera vez que le vi la verga a mi padrastro no me lo podía creer. La tiene tan gorda que todo mi cuerpo tembló de emoción al imaginarme teniendo sexo con él. Ahora cualquier excusa es buena para disfrutar de su mango de carne y al poco que estoy platicando con él ya se la estoy chupando. Se hace grande en mi boca y cuando ya se la he chupado un chingo de tiempo, quiero que me la meta bien adentro de mi almeja que la tengo ardiendo. Me apoyo en su mesa de trabajo y mi padrastro me coge duro hasta el final. 

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *