Un padre bien salido y su hijastra servicial

27439
Share
Copy the link

Esta chavona le cuenta al padre su encuentro con un compañero de escuela cuando estaba estudiando y le platica que el pinche de su amigo le ha obligado a comerle la verga. El pendejo del padre hace lo mismo y recreando la escena al final la hija ha acabado agachada comiéndole la pinga. El padre le gusta un chingo como usa su boca y la llama pequeña mientras su órgano sexual está en su garganta. El wey le acaricia con sus dedos esa raja tan apetecible que tiene y después de que se cansara de que le chupara el rabo su hija la ha abierto de piernas y la ha penetrado hasta el fondo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *