Mi padre me toca por las noches y me seduce cuando estamos solos en el salón sentados los dos solos

88890
Share
Copy the link

Por las noches noto que alguien me acaricia el trasero y sé que es el pendejo de mi padre que para la edad que tiene aún tiene ganas de cojer. A la mañana siguiente me siento en el sofá a su lado y mi padre me seduce. Me acaricia los pechos y no tardo en encenderme. Mi panocha se pone húmeda al momento y cuando me acaricia el clítoris ya estoy toda humedecida y lista para cojer. Me chupa los pezones y yo me trago su verga. Me siento en su pene y empiezo a botar cuando la noto dentro de mí. Al final me la mete en la boca y no me saca hasta que derrama todo el semen en mi garganta.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *