Como la panocha de mi esposa ninguna

8895
Share
Copy the link

No dejo ni un momento tranquila a la pendeja de mi esposa. Tiene un culo bien rico que cuando le echo las bragas abajo y veo esa panocha tan rosada y tan abierta que me recreo con mis dedos abriéndola y acariciando todo su interior para que este bien mojada a la hora de penetrarla. Le doy varias cachetadas y ella se masturba también cuando esta más caliente y me dice que ya está lista para mi verga traviesa. Se la clavo y entra como cuchillo en mantequilla y la cojo duro hasta que eyaculo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *