Panocha fresca para mis labios

4115
Share
Copy the link

Hoy tengo para cenar una buena ración de panocha húmeda de la guarra de mi esposa que le gusta un chingo el sexo oral. Muchas veces es ella la que me deja la verga limpia con su boca, pero hoy me toca disfrutar del interior de su vagina con mis labios y con mi lengua. Con la punta le voy frotando el clítoris y sé que va disfrutando por sus gemidos agudos. Esta depilada y no tengo que escupir ningún pelo púbico, eso ayuda para no parar de chupar y que la pendejita caliente de mi compañera sentimental tenga un pinche orgasmo a base de no parar de excitar el nódulo que tiene en medio de su estrecha vagina.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *