Pasándolo a toda madre con mi nueva novia que le gusta comer vergas

1914
Share
Copy the link

Que rica hembra me he ligado la neta. No tiene un cuerpo como las modelos de las revistas, pero me vale madre, su forma de comer vergas es más chingona que las putas de cien pesos. Me la llena de saliva y para rematar me echa aceite y me jala la verga con mucho amor. Cuando se saca la panocha y se frota el clítoris es la señal para que entre en ella. Su interior cálido me invita a que no la saque de su panocha nunca pero siempre llega el momento del orgasmo y la impregno de semen todo su interior.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *