loading video

La pendeja de mi vecina se pone tierna con una copa de vino

3221
Share
Copy the link

Tengo una vecina al lado de mi puerta que la suelo invitar a mi casa para pasar el rato. Es amiga mía y cuando se toma una copa de vino se pone muy tierna conmigo y de lo más cariñosa. En otras palabras, se pone más cachonda que una gata en celo y me come la verga como toda una puta. Aunque me pone el preservativo, me vale madre y mi querida vecina calienta vergas se sienta en mi pinga. Se la meto hasta dentro y empezamos a gozar de tanto que cojemos. No cambio mucho de posición y no me hace falta para venirme a chorro limpio.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *