A esta pequeña aprendiz de puta solo le doy de comer de mi queso

5089
Share
Copy the link

Tengo a una aprendiz de puta viviendo en mi casa y la perra que se desvive por mi solo quiere comer de mi queso caliente. Me tumbo en el sofá con la pinga erecta y la llamo para que empiece la comida. Ella es una chavona perfecta con unos pechos y un cuerpo increíbles y una boca que cuando me toca me olvido de todo el mundo y solo pienso en metérsela hasta el estómago. No deja de mover su cuello mientras me da mordiscos suavemente en el glande. No para de mamar la pendeja y si por un momento para le doy de cachetadas. Una delicia de labios y a la hora de eyacular siempre esta dispuesta a tragarse toda mi pinche carga.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *