Pequeña de cuerpo, grande de panocha, es penetrada por una buena verga que la parte por la mitad

215159
Share
Copy the link

Cuando tenía a esta pendeja desnuda en mi cama no sabía si le entraría mi verga, pero cuando me mostro su gran panocha no me lo pensé y se la clave hasta donde me hizo tope. Es una pequeña morra con ganas de sexo y sabe bien como chupar. Los cuerpos pequeños son muy sexys y manejables y la uso como una muñeca de juguete. No le entra toda la verga, pero me vale madre. Es una de las experiencias sexuales más satisfactorias que he tenido en años.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *