Pequeña y nerviosa morrita se abre de piernas para que le cojan la panocha

53239
Share
Copy the link

Pero que rica pendeja que tengo delante con la mirada inocente y un poco nerviosa de lo que le va a pasar. Sentada en el sofá con los pechos al viento es una visión que me pone muy cachondo y le palpo sus ricas tetas para sentir esas carnes ricas. Me saco la verga y lentamente me la va succionando hasta que casi me explota de tanta sangre que me hace llevar a la pinga. Me la tengo que cojer y tanto su almeja como su culo son deliciosos. La cosa va bien fluida y termino eyaculando en su cara.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *