Una perra con unas tetas pinches sabrosas para chuparle toda la leche

17361
Share
Copy the link

Cuando esta chava me enseño por primera vez sus grandes pechos casi me estalla la verga de la cantidad de sangre que se me acumulo en ella. Me puso bien cachondo. Las tetas gordas son mi debilidad y me lo voy a pasar un chingo de bien con esta hembra de pechos enormes. Todo su cuerpo es una obra de arte y me falta tiempo para sacarme la verga y que me la empiece a chupar. Ver como se mueven esos pechos mientras me da placer oral es todo lo que pido en una relación. Todo su peso acaba en mi pinga que atraviesa su panocha hasta que tengo un rico orgasmo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *