Toda una perversión la que tengo con mi madre

76920
Share
Copy the link

Es toda una perversión lo que tengo con mi pinche madre que cuando me hace la comida la observo y solo pienso en tenerla entre mis brazos y acariciar sus bonitas tetas. No es nada sano estos deseos que tengo con ella, pero no puedo evitarlo y después de que me hiciera la comida la empotro sobre la encimera de la cocina y doy rienda suelta a mis deseos. Ella también esta cachonda y se deja hacer. Mueve ese culo mientras yo estoy detrás bien cachondo y preparándola para cogerme su vieja y apetitosa panocha.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *