Un policía de fronteras se aprovecha de una flaca bien chingona

10319
Share
Copy the link

Esta pendeja quería cruzar la frontera y los pinches policías la retienen en medio del desierto para después interrogarla. Ella no sabe que está platicando el wey, pero lo que si sabe es que si se deja cojer puede que se libre de esta. El pinche policía le acaricia su trasero y le baja los pantalones. Sus manos recorren la panochita tan rica de la morra y cuando llega el momento sus rodillas se clavan en el suelo para chuparle la verga bien duro y así poder librarse de la cárcel. Le chupa la pinga hasta el fondo de su garganta.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *