Me pone en la cara su panocha y mi lengua refriega su raja. Sus gemidos suenan tan fuerte que lo escucha todo el vecindario

3816
Share
Copy the link

Toco en un grupo de rock que hacemos muchos bolos por muchos lugares diferentes. Cuando tengo suerte me ligo a alguna morra bien chingona como esta y me la llevo a mi apartamento para que tenga un buen recuerdo de mi grupo y de mi verga. Esta pendeja le gusta que le chupen la panocha y mi lengua se pone a trabajar. Le baño el clítoris en saliva y la putita no deja de gemir bien fuerte que casi despierta a todo el vecindario. También sabe cómo dar placer oral y los dos usamos nuestra lengua para dar placer.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *