Una preciosa masajista cogiendo con un cliente

Todo tranquilo en el salón de masaje. La bella morra se prepara para hacer su trabajo untándose aceite en las manos y pasándoselo por todo el cuerpo del cliente. El contacto con esta preciosa morra pondría duro hasta el más beato y el wey tiene una erección que se le sale de la toalla. La bella masajista tiene alma de puta y por un poco de lana extra tienes los beneficios de coger con ella. Le come la verga mientras se refriega todo su cuerpo por ella. Le cabalga la pinga lentamente y ambos tienen sendos orgasmos.  

3784 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *