No puede resistir la tentación de sacarme el rabo y metérsela en su boca

8873
Share
Copy the link

Esta vieja es la parienta de mi jefe que siempre que puedo voy a comer a su casa para después irme a trabajar con él. Hoy me he presentado en su casa y mi jefe no estaba. Su mujer me ha preparado la comida y después me ha dicho que estaba muy tensa y si podía darle un masaje en el cuello. Se lo he dado y mis manos se han ido solas a sus pechos y a su panocha. Ella me esperaba con ansia y me ha sacado la verga para chupármela. Después de una buena mamada su panocha pedía a gritos que se la clavara y me vale madre que sea la mujer de mi jefe, me la he cojida con ganas y he eyaculado en sus tetas.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *