No puedo evitar ponerme cachonda delante del hijo de mi marido y a él le gusta mi cuerpo

20744
Share
Copy the link

Me case hace poco con un chavo con mucha lana para tener la vida resuelta y no preocuparme más por el futuro. Lo malo de esto que mi marido viaja mucho por temas de trabajo y yo tengo que alimentar a mi hambrienta panocha que siempre tiene hambre de vergas. Mi pensamiento es cojer con su hijo que tiene una pinga bien gorda. Me desnudo ante el con la excusa de cambiarme de ropa y cuando ve mi bonito cuerpo ya es mío. Lo tiro en la cama y le chupo su bonita verga para que me coja y mi panocha quede satisfecha.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *