La puta de mi nueva hermana solo quiere sexo salvaje y no me deja ni un rato tranquilo

29413
Share
Copy the link

Mi nueva hermana es una chaparrita bien chingona con una panocha que nunca tiene suficiente verga. No me deja ni un segundo y siempre quiere sexo la muy zorra. Entra en mi cuarto insinuándose y hasta que no le parto el pantalón y la penetro con fuerza no para. Es lo que quiere la chava y a mí me gusta también cogérmela a lo rápido y a lo bestia. Su panocha es deliciosa y pronto tengo la verga como una piedra porque me pone muy cachondo su pequeño cuerpo. La habitación se llena de gemidos y cojemos con ansia hasta que ya acabamos agotados.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *