Una puta tetona con ganas de cojer disfruta de mi verga doblada

5001
Share
Copy the link

Sus pechos sobresalen como dos cocos de su pequeño sujetador y mi verga doblada entra en su boca que da gloria. Mientras me chupa la verga me mira con cara de diabla y su forma lujuriosa de darme placer oral me hace temblar las piernas. Sus ricas tetas me hacen una rusa perfecta y entre sus pechos toco el cielo del placer. Le doy la vuelta y admiro su parte de atrás un instante antes de meterle la pinga hasta el estómago. Me la cojo duro la neta y que húmeda y caliente tiene la panocha. La puta chilla de placer como una cerda en la matanza y su boca es donde esparzo todo mi esperma espeso.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *