Me quedo después de clase con mi compañera para repasar bien a fondo la lección y darle mi verga para que esa panocha no pase hambre

En mi escuela no tenemos mucha lana y se ven los ladrillos cuando estamos dando clase. A mí me vale madre porque cuando todo el mundo se va a su casa yo me quedo un rato más con esta rica morra a repasar todo lo que nos han enseñado y para ponerla en la mesa con la parte de abajo desnuda para que mi verga entre dentro de ella. Cojemos bien duro y disfrutamos como animales de nuestros pinches cuerpos mientras la pendeja no deja de gritar mi nombre. Probamos varias posturas y cada vez la embisto más duro hasta que llego a un orgasmo que me deja la verga seca de tanto que me vengo.

38401 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *