Todos los días quiero una verga dentro de mi

10738
Share
Copy the link

No sé qué me pasa, pero creo que soy una adicta al sexo. Todos los días necesito tener dentro de mí una verga que me haga disfrutar y para eso tengo a varios pinches amigos con derecho a cojerme. Esta vez disfruto con un el padre de una amiga mía que tiene una pinga gorda que me llega hasta dentro y cuando me penetra mis caderas no dejan de botar. Me abro de piernas para que me coja por detrás y la neta, este viejo sí que sabe usar su pinga que no para de darme duro hasta que tengo el orgasmo tan deseado. Espero volver a verlo cuando mi panocha se caliente como casi todos los días.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *